Bart Nierzwicki , MD, DMD, PhD, FACS

Board-certified Oral and Maxillofacial Surgeon

Send Email

Injerto óseo

Injertos óseos mayores y menores

Con el paso del tiempo el hueso maxilar se atrofia o se reabsorbe con la perdida de dietes. Esto a menudo deja una condición en la cual hay una pobre claidad y cantidad de hueso disponible para colocar un implante dental.

Hoy en día, nosotros tenemos la oportunidad de crecer hueso donde sea necesario. Esto no solo nos da la oportunidad de colocar los implantes con un largo gancho apropiado, sino también nos da la posibilidad de restaurar el hueso maxilofacial de forma funcional y con una apariencia estética.

Injerto óseo mayor

El injerto de hueso puede reparar lugares de implantes que tienen una inadecuada estructura ósea, debido a extracciones previas, enfermedades en la encía, o lesiones. El hueso es también adquirido de un banco de tejido oseo o de su propio hueso, tomado de la mandibula, cadera o tibia (debajo del tobillo). Los injertos oseos nasales son también realizados para remplasar el hueso en la parte posterior del maxilar superior. En adicion membranas especiales pueden ser utilizadas ya que se disuelven debajo de la encia y protejen el injerto oseo y estimulan la regeneración del hueso. A esto se le llama regeneración osea guiada/dirigida, o regeneración del tejido oseo guiado/dirigido.

Un injerto oseo mayor es típicamente realizado para reparar defectos en las mandíbulas. Estos defectos pueden surgir como resultado de una lecion traumatica, de una cirugía de tumor, o de defectos congénitos. Defectos grandes son reparados usando el hueso del paciente. Este hueso se extrae de diferentes zonas, dependiendo del tamaño del defecto. El cráneo, cadera (cresta iliaca) y la parte lateral del tobillo (tibia), son los sitios comunes para donar.

Estos procedimientos son regularmente realizados en una sala de operaciones y requieren hospitalización.

¿Que son Los Injertos Óseos?

En un periodo de tiempo el hueso maxilar asociado con la falta de dientes atrofiados es reabsorbido. Esto generalmente deja un condición en la que hay poca calidad y cantidad de hueso adecuado para la instalación de implantes dentales. En estas situaciones la mayoría de los pacientes no son candidatos para la instalación de implantes dentales.

Con los injertos óseos ahora tenemos la oportunidad de no solo remplazar el hueso donde hace falta pero también la habilidad de promover nuevo crecimiento de hueso en ese sitio. Esto no solo nos da la oportunidad de poner implantes de el largo y el ancho correcto además nos permite restaurar la función y la apariencia estética.

Tipos de Injertos Óseos

Injertos Óseos Autógenos:

El injerto óseo autógeno, también conocido como autoinjerto, están hechos del hueso del paciente, cultivado de otra parte del cuerpo. El hueso es generalmente tomado de la barbilla, mandíbula, la parte inferior de la pierna, cadera, o cráneo. Injerto óseo autógeno son convenientes porque el hueso esta vivo, significando que contienen elementos celulares vivos que pueden aumentar el crecimiento del hueso.

Sin embargo, una desventaja de autoinjerto es que requiere un segundo procedimiento para tomar hueso de cualquier parte del cuerpo. Dependiendo en la condición, un segundo procedimiento puede no ser conveniente.

Óseo Alogénico:

El óseo alogénico, o aloinjerto, es hueso muerto que se cultiva de un cadáver, usando un método de congelación y secado para extraer el agua vía succión. A diferencia del hueso autógeno, la óseo alogénico no puede producir hueso nuevo por si sola. Mas bien sirve como una estructura o armazón lo cual las paredes óseas que rodean usan para crecer y rellenar el espacio o hueco.

Óseo Xenogénico:

El óseo xenogénico es derivado de hueso no vivo de otras especies, generalmente de la vaca. El hueso es procesado a temperaturas muy altas para evitar la posibilidad del rechazo del sistema inmunológico y la contaminación. Como los injertos alogénicos, los injertos xenogénicos sirven como estructuras para el hueso que rodea y lo usa para crecer y rellenar el espacio o hueco.

Ambos injertos óseos, el xenogénico y el alogénico tienen una ventaja que es que no requieren un segundo procedimiento para el cultivo de el hueso del paciente, como con el autoinjerto. Sin Embargo, por la falta de las propiedades de formación de hueso que tiene el autoinjerto, la regeneración del hueso puede tardar mas y tiene resultados menos predecibles.

Substitutos de los Injertos Óseos

En lugar de usar un hueso real, existen muchos materiales sintéticos disponibles como una alternativa probada y segura, incluyendo:

Matriz Ósea Desmineralizada (DBM)/Hueso Liofilizado Aloinjerto Desmineralizado (DFDBA):

Este producto es aloinjerto óseo procesado, conteniendo colágeno, proteína, y factores de crecimiento que son extraídos del aloinjerto óseo. Esta disponible en formas como polvo, masilla, chips, o gel que puede ser inyectado con una jeringa.

Compuestos de Injerto:

Los compuestos de injertos consisten en otros materiales y factores de crecimiento de los injertos óseos para alcanzar los beneficios de una variedad de substancias. Algunas combinaciones pueden incluir o tener: compuestos de colágeno/cerámica, los cuales se parecen a la composición de un hueso natural, DBM combinado con las células de médula ósea que ayudan al crecimiento del hueso nuevo o un compuesto de colágeno/cerámica/autoinjerto.

Proteína Morfogenética Ósea:

La proteína morfogenética ósea (BMPs) son proteínas producidas naturalmente en el cuerpo que promueven y regulan la formación y curación del hueso.

Materiales sintéticos también tienen una ventaja, que no requiere un segundo cultivo de hueso, reduciendo el dolor y el riesgo. Cada injerto óseo tiene sus riesgos y sus beneficios. Dr. Nierzwicki determinara que tipo de material de injerto óseo es el mas conveniente para el paciente.

La importancias de los dientes para tener una mandíbula saludable

Cuando mas de un diente se a perdido puede conducir a perder hueso en el área del espacio vacío. Esta perdida ósea puede acarrear otros problemas, ambos con su apariencia u su salud general. Usted puede experimentar dolor, problemas con los dientes que le quedan, alteración en su apariencia facial, y eventualmente inhabilidad de hablar y comer normalmente.

Del mismo modo que los músculos se mantienen através del ejercicio, el tejido óseo se mantiene con el uso. Los dientes naturales integrados en el hueso mandibular son estimulados através de actividades como masticar y morder. Cuando los dientes se han perdido, el hueso alveolar o una porción del hueso maxilar sostiene los dientes en la boca, no recibe mas la estimulación necesaria, y empieza a decaer o a absorberse. El cuerpo no necesita usar mas el hueso maxilar, así que este se deteriora y se va.

Consecuencias Potenciales de la Perdida de Hueso Maxilar

  • Problemas con los dientes que quedan incluyendo desalineación, desvío, dientes flojos y perdida de estos.
  • Perfil facial colapsado.
  • Limitación del soporte del labio.
  • Piel arrugada alrededor de la boca.
  • Distorsión de otras funciones faciales.
  • Dolor de mandíbula ( articulación temporo mandibular TMJ0, dolor facial y dolor de cabeza.
  • Dificultad para hablar y comunicarse.
  • Nutrición inadecuada como resultado de la inhabilidad de masticar propiamente Y la expansión del seno sin dolor.

Procedimiento de Preservación de un Alveolo

Como Preservar el Hueso Maxilar después de una Extracción

La extracción de dientes a veces es necesaria por dolor, infección, perdida de hueso, o fractura en el diente. El hueso que sostiene los dientes en su lugar ( el alveolo) es usualmente dañado por enfermedades y/o infecciones que resultan con una deformidad en la mandíbula después de que el diente es extraído. Cuando los dientes son extraídos, el diente que lo rodean y las encías se pueden retroceder y encoger rápidamente después de la extracción resultando en efectos no visibles y el colapso de los labios y las mejillas.

Estos defectos de la mandíbula pueden crear grandes problemas cuando se usa odontología restauradora aunque en el tratamiento se usen puentes, dentaduras, o implantes dentales. Las deformidades de la mandíbula por la extracción del diente puede ser prevenido y reparado por un procedimiento llamado preservación de alvéolos. La preservación del alveolo puede mejorar la apariencia de tu sonrisa e incrementar las posibilidades de tener implantes dentales exitosos por años.

Varias técnicas pueden usarse para conservar el hueso y minimizar la pérdida ósea después de una extracción. En un método común, el diente se retira y el alveolo se llena con el hueso o sustituto de hueso. A continuación, se cubre con la encia, membrana artificial, o el tejido que estimulan a las proteínas para alentar la capacidad natural del cuerpo para reparar el alveolo. Con este método, el alveolo se cura, eliminando la contracción y el colapso de las encías y los tejidos faciales alrededor. El hueso recién formado en el alveolo también proporciona una base para un implante para reemplazar el diente. Si su dentista ha recomendado la extracción de dientes, asegúrese de preguntar si la conservación del alveolo es necesario. Esto es especialmente importante si usted está planeando en la sustitución de los dientes frontales

Aumento de Cresta Dental

¿Que es un Aumento de Cresta Dental?

Un aumento de cresta dental es un procedimiento dental muy común, generalmente hecho después de una extracción de diente para ayudar a recrear el contorno natural de la encia y la mandíbula que pudo haber sido perdida por causa de perdida de hueso como resultado de la extracción de dientes o otra razón.

La cresta alveolar de la mandíbula es el hueso que rodea la raíz del diente. Cuando un diente es removido se deja una cuenca dental en el hueso de la cresta alveolar. Usual mente esta cuenca sanara solita, rellenándose de tejido y hueso. En ocasiones cuando un diente es extraído el hueso alrededor de la cuenca se rompe y no es capas de sanar por si solo. El largo y el ancho de la cuenca se va a seguir deteriorando.

La reconstrucción de el largo y el ancho que originalmente tenia la cresta alveolar no es médicamente necesario, pero puede ser requerido para la instalación de implantes dentales o para un propósito estético. Los implantes dentales requieren hueso para sostener sus estructuras, y un aumento de cresta dental puede ayudar a reconstruir este hueso para acomodar el implante.

¿Como se Realiza la Cirugía Oral?

Un aumento de cresta dental se realiza poniendo material de injertos óseos en la cuenca dental. Esto generalmente se hace inmediatamente después de que un diente es extraído, para evitar la necesidad de un segundo procedimiento. Una vez terminado este proceso, el tejido de la encia es puesto sobre la cuenca y asegurada con coseduras. Dr. Nierzwicki puede escoger usar una pieza para mantener el espacio sobre el injerto, y así ayudar a restaurar el largo y el ancho del espacio creado por el diente y perdida de hueso. En este espacio hueso nuevo debería crecer. Una vez que la cuenca esta curada la cresta alveolar pude ser preparada para la instalación de implantes dentales.

El procedimiento del aumento de cresta dental es generalmente hecho en la oficina del Dr. Nierzwicki usando anestesia local. Algunos pacientes pueden solicitar medicación sedante a parte.